Ante las enfermedades crónico degenerativas aumentan casos de panitopenia en México

Ante el crecimiento de enfermedades crónico degenerativas como cáncer, diabetes, hepatitis C, incluso a edades tempranas (menores de 50 años), en México es cada vez más frecuente encontrar pancitopenia, enfermedad que se presenta cuando los elementos propios de la sangre –glóbulos rojos, blancos y plaquetas– están por debajo de sus niveles normales. Su nombre significa, precisamente, disminución de todas las células sanguíneas. 


Este desequilibrio en componentes de la sangre, explicó el doctor Luis Solís Anaya, jefe de Hematología del Hospital General Regional (HGR) No.1 %u201CCarlos Mac Gregor Sánchez Navarro%u201D, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), favorece las infecciones constantes y produce anemia, fiebre, fatiga y palidez de la piel, entre otras manifestaciones. 


En situación de normalidad deben circular en la sangre de seis mil a 10 mil células de defensa (glóbulos blancos); la hemoglobina (glóbulos rojos) debe estar por arriba de 12 mil en la mujer y 13 mil en el hombre, y el parámetro normal de plaquetas es de entre 150 mil y 450 mil. Cuando las tres líneas celulares están bajas, entonces hay pancitopenia. 


En el servicio de Hematología del HGR No. 1, comentó el doctor Solís Anaya, entre 10 y el 15 por ciento de los 750 pacientes mensuales reciben asistencia por esta disminución en los componentes sanguíneos. 


El especialista del Seguro Social apuntó que no se trata de una enfermedad primaria, sino de una manifestación de disfunciones tales como leucemia, aplasia medular (trastorno de la médula que origina una alteración en el proceso de formación de glóbulos rojos) u otro mal que destruya células en sangre periférica. 


La pancitopenia se clasifica en leve, moderada, grave y muy grave, y puede presentarse en ambos sexos a cualquier edad. Para su diagnóstico, además de los estudios de laboratorio, generalmente se realiza un aspirado (toma de muestra) de médula ósea, pues es ahí donde tiene lugar la formación de las células sanguíneas. 


El hematólogo del Instituto resaltó que sus síntomas son muy variados y obedecen a la pérdida de células en la sangre, y su severidad va a depender directamente de su descenso. 


Entre los signos de esta enfermedad destacan el aumento de infecciones y fiebre; anemia, que se traduce en palidez de la piel, taquicardias, cansancio o fatiga fácil; también sangrados, por la falta de plaquetas, tanto internos (muy riesgosos) como externos, ya sea por nariz, encías o piel, donde se forman puntitos rojos o grandes moretones. De ahí la importancia de detectarla a tiempo. 


Para su tratamiento primero debe identificarse la enfermedad primaria que dio paso a la manifestación de pancitopenia, aunque en problemas crónicos (cáncer, diabetes, lupus) sólo es posible mejorar las condiciones del paciente y algunos de ellos probablemente requerirán de medicación continua. 


El especialista comentó  que en el IMSS se atiende este padecimiento, para el que suele recurrirse a transfusiones sanguíneas con el fin de mantener estable al paciente, pero una vez definido el origen, se cuenta con los medicamentos necesarios que incluyen desde antibióticos (en caso de un proceso infeccioso), inmunosupresores (controladores del sistema inmunológico) e incluso otros como la globulina antilinfocito humano el cual tiene un precio en el mercado de 400 dólares por ampolleta de 10 mililitros, de las que pueden requerirse hasta 20 para un tratamiento completo. Sin embargo, para los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social no tiene costo alguno. 


En la leucemia y las aplasias, el procedimiento ideal es el trasplante de médula ósea. El tratamiento para leucemia, desde que el paciente es diagnosticado hasta el trasplante, tiene un costo comercial de un millón de pesos. Si sólo se requiere terapia inmunosupresora, ésta supera los cien mil pesos, más el costo de las transfusiones, exámenes de laboratorio y hospitalización; no obstante, para los derechohabientes del IMSS no tiene costo alguno. 


Para prevenir cualquier enfermedad que pueda dar paso a la manifestación de pancitopenia, el Seguro Social recomienda llevar una alimentación sana, con productos naturales, principalmente frutas y verduras; realizar ejercicio 30 minutos diarios, evitar el contacto prolongado con productos químicos tóxicos como pinturas, solventes e insecticidas; abstenerse de fumar y acudir a una revisión médica por lo menos una vez al año.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Los trastornos de la sangre tienen un alto impacto, no sólo para los pacientes sino para la sociedad en conjunto

LaSalud.mx.– Roche anunció que, el 14 de diciembre de 2020, firmó un Acuerdo Global de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *