Manejo de sangre del paciente: un nuevo estándar de atención

Cada año, se realizan más de un millón de procedimientos quirúrgicos cardíacos en todo el mundo Al igual que otras cirugías mayores, un número significativo de cirugías cardíacas requieren la transfusión de componentes sanguíneos como plasma, glóbulos rojos y concentrados de plaquetas, algo que, por sí mismo, no está exento de riesgos significativos para los pacientes.

Aunque la transfusión puede salvar vidas en muchas situaciones críticas“, dice el profesor Thorsten Haas, director del programa de gestión de sangre del paciente (PBM) en el Hospital de Niños de Zúrich, “también conlleva riesgos inherentes, como infecciones, complicaciones respiratorias y inmunomodulación, que puede aumentar la morbilidad y la mortalidad de los pacientes”.

Por lo tanto, los enfoques para reducir el número de transfusiones innecesarias, como un programa de PBM, son de gran interés para mejorar la seguridad del paciente. Aunque es un concepto relativamente nuevo y en evolución, se espera una mayor adopción de PBM en todo el mundo dados los beneficios que ofrece tanto para los pacientes como para los hospitales. Estos incluyen estadías más cortas en las unidades de cuidados intensivos y en el hospital, y costos de atención médica reducidos en general, incluida una reducción en el costo (y el volumen) de los productos sanguíneos utilizados durante los procedimientos.

¿Qué es PBM?

PBM es un enfoque multidisciplinario basado en la evidencia para individualizar la atención del paciente que ahora recomiendan muchas sociedades médicas. “Los objetivos de PBM se centran principalmente en el paciente”, dice el profesor Haas. “Nuestro objetivo es utilizar diagnósticos en el punto de atención y control de sangrado específico para minimizar el uso de hemoderivados y mejorar los resultados de los pacientes”.

El profesor Haas y su equipo usan pruebas viscoelásticas como una opción preferida para guiar su manejo del sangrado. “PBM es un enfoque interdisciplinario, que trata de optimizar la atención de los pacientes en términos de transfusión de sangre. Por lo tanto, nuestro objetivo básico es reducir la cantidad de productos sanguíneos transfundidos al disminuir la pérdida de sangre intraoperatoria”, explica. Es decir, encontrar la intervención óptima para cada paciente en particular y cada cirugía. Evitar la transfusión de sangre puede ser muy sencillo. “En algunos casos, simplemente suplementar con hierro a un paciente preoperatorio que padece anemia por deficiencia de hierro puede eliminar la necesidad de una transfusión”, comenta el profesor Haas.

El profesor Keyvan Karkouti MD, FRCPC, MSc (Jefe del Departamento de Anestesia y Manejo del Dolor de la Red de Salud Universitaria/Sistema de Salud Sinaí/Hospital Universitario de Mujeres en Toronto, Canadá) comparte una opinión similar:

PBM tiene como objetivo mejorar los resultados y la seguridad de los pacientes al reducir la necesidad de transfusiones de glóbulos rojos y otros productos sanguíneos y/o respaldar las propias reservas de los pacientes“.

Te puede interesar…

Manejo específico de hemorragias en el punto de atención

Un área emergente de estudio es el uso de fibrinógeno, también conocido como factor I, en lugar de sangre entera para facilitar la coagulación. El fibrinógeno es una glicoproteína que se encuentra naturalmente en el plasma y es esencial para unir las plaquetas sanguíneas y formar coágulos de sangre. Esto es fundamental para detener el sangrado excesivo resultante de diversas lesiones traumáticas o durante la cirugía.

El fibrinógeno es el primer factor que se vuelve deficiente durante el sangrado o traumatismo perioperatorio y, a menudo, es la única deficiencia que debe tratarse.

El concentrado de fibrinógeno permite la administración de una dosis precisa para alcanzar el nivel objetivo deseado. Está disponible de inmediato y tiene un perfil de seguridad realmente excelente”, confirma el profesor Haas. “En pacientes sangrantes con hipofibrinogenemia, la administración de concentrado de fibrinógeno es siempre nuestra primera opción”.

A diferencia de la rara deficiencia congénita de fibrinógeno, la deficiencia adquirida de fibrinógeno surge cuando la pérdida excesiva de sangre y la consiguiente coagulación causada por un traumatismo o una cirugía mayor agotan las reservas de fibrinógeno en la sangre. “Si sigue una estrategia específica de control de hemorragias en el punto de atención, puede complementar los factores que realmente se necesitan“, explica el profesor Karkouti, y continúa: “el fibrinógeno es el principal entre los que deben abordarse“.

Al realizar una prueba viscoelástica como una tromboelastometría, en muchos casos podemos identificar que la deficiencia adquirida de fibrinógeno es el principal y único problema subyacente y, por lo tanto, reducir las transfusiones”, comenta el profesor Haas.

Un concentrado de fibrinógeno humano de alta pureza

Octapharma ha realizado varios estudios para investigar la sustitución del fibrinógeno por su concentrado de fibrinógeno como alternativa eficaz al crioprecipitado, una fracción del plasma. El crioprecipitado es menos puro, contiene varios factores de coagulación y conlleva el riesgo de transmisión de patógenos, mientras que el concentrado de fibrinógeno humano de Octapharma es un concentrado de fibrinógeno altamente purificado inactivado viralmente con un contenido estandarizado que permite una dosificación precisa.

En noviembre de 2019, el concentrado de fibrinógeno humano de alta pureza de Octapharma recibió la aprobación para su uso en el tratamiento de la deficiencia de fibrinógeno adquirida (AFD) en 15 países europeos, antes de recibir una aprobación adicional para su uso en 13 países de la UE adicionales en 2020. Olaf Walter, miembro de la junta en Octapharma, señala que “esta aprobación amplió en gran medida el potencial para usar el reemplazo de fibrinógeno en el tratamiento del sangrado, particularmente en un entorno quirúrgico”.

Octapharma también ofrece programas educativos para crear conciencia sobre PBM y apoya la implementación. Como describe Oliver Hegener, vicepresidente de Cuidados Críticos de IBU: “Octapharma se compromete a crear conciencia sobre PBM dentro de la comunidad médica, particularmente entre aquellos anestesiólogos e intensivistas que desean dar los siguientes pasos hacia soluciones de tratamiento individualizadas para mejorar los resultados y la seguridad“.

DZ

Para saber más…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

FMH y Grupo CLAHT firman convenio de colaboración

La Federación Mundial de Hemofilia (FMH)  y el Grupo Cooperativo Latinoamericano de Hemostasia y Trombosis …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *