¿Sabías que el cáncer puede transmitirse de la madre al bebé?

Por primera vez en la historia de la medicina, científicos de Reino Unido y Japón lograron demostrar que una madre puede pasar células cancerosas a su bebé en el útero.


La conclusión a la que arribaron científicos del Instituto de Investigación de Cáncer del Reino Unido, llegó luego de que realizaran estudios sobre una mujer japonesa a la que le diagnosticaron leucemia durante el período de gestación, y cuyo bebé desarrolló la enfermedad poco tiempo después de nacer.


El análisis demostró que las células que habían causado leucemia en el niño sólo pudieron haberse originado en la madre. Luego de varios análisis, los científicos -dirigidos por Mel Greaves- lograron demostrar que las células cancerosas que presentaba el bebé eran idénticas a las de su madre y poseían el mismo origen.


Además, un examen realizado a las muestras sanguíneas tomadas al recién nacido tras el parto indicó que ya presentaba las células malignas en su nacimiento.


En tanto, posteriores evaluaciones revelaron que las células malignas del bebé carecían de una región del ADN que permite identificar a esas células como un elemento extraño al cuerpo por parte del sistema inmune del organismo.


La investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), subraya que la posibilidad de que una madre contagie con cáncer a su bebé en el útero es un misterio que la ciencia ha intentado descifrar durante los últimos 100 años.


Hasta ahora, unos 30 casos conocidos de madres que parecían compartir el mismo cáncer con sus bebés -por lo general, leucemia o melanoma- habían provocado sospechas de que ese tipo de propagación era posible. Pero no se había logrado obtener evidencia genética de esa teoría.


Falla genética


A pesar de que, en teoría, cualquier célula cancerosa que logra cruzar la placenta hacia la corriente sanguínea del bebé debería ser reconocida como foránea y destruida por el sistema inmune del feto, en el estudio los expertos demostraron que las células cancerosas del bebé tenían un origen materno.


Además, descubrieron que las células leucémicas de ambos pacientes portaban un gen defectuoso de cáncer idéntico llamado BCR-ABL1. %u201CEso significa -dicen los autores- que el niño no había desarrollado de forma aislada ese tipo de leucemia%u201D.


Posteriormente, para investigar cómo las células habían logrado cruzar la barrera placentaria y sobrevivir en el bebé, los científicos buscaron evidencia de la forma en cómo las células cancerosas habían podido neutralizar al sistema inmune del feto.


Por su parte, Mel Greaves sostuvo que %u201Cen éste y, creemos, en otros casos de cáncer que pasa de madre a feto, las células cancerosas maternas cruzaron la placenta hacia el feto en desarrollo. Y lograron implantarse con éxito porque eran invisibles para el sistema inmune%u201D.


No obstante, el científico subrayó que estos casos de transferencia de cáncer de madre a feto son %u201Cextremadamente raros%u201D, y que las posibilidades de que una mujer embarazada con cáncer pase la enfermedad a su bebé %u201Cson remotas%u201D.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Los trastornos de la sangre tienen un alto impacto, no sólo para los pacientes sino para la sociedad en conjunto

LaSalud.mx.– Roche anunció que, el 14 de diciembre de 2020, firmó un Acuerdo Global de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *