Adición de medicamento mejoraría quimioterapia para cáncer de mama en fase inicial

México, D.F., 3 de noviembre (Redacción Salud Mundo de Hoy).- De acuerdo con un estudio realizado por investigadores británicos y publicado en el “New England Journal of Medicine”, el adicionar un medicamento antraciclino llamado epirubicina al tratamiento estándar de quimioterapia contra el cáncer de mama en fase inicial, podría reducir hasta en un 30 por ciento el riesgo de recaída y muerte.

El doctor Christopher J. Poole, profesor superior Macmillan de Oncología Médica de la Universidad de Birmingham, explicó que el estudio implicó el análisis de dos ensayos muestra. La epirubicina es más común en Europa que en Estados Unidos y Canadá, donde los pacientes reciben un conjunto de medicamentos estándar denominado CMF (nombre derivado de sus componentes: Ciclofosfamida, Metotrexato y Fluouracil).

El subdirector médico de la American Cancer Society, Len Lichtenfeld señaló que es poco probable que el estudio genere cambios en los tratamientos en Estados Unidos, pues, “los regímenes que contienen antraciclina están considerados actualmente como opciones de tratamiento adyuvantes estándar disponibles para mujeres con cáncer de mama primario", explicó.

Para el doctor Mark Levine, profesor de epidemiología Clínica, Bioestadística y Oncología en la Universidad McMaster de Hamilton, Ontario, los resultados del estudio serán útiles dependiendo del lugar de residencia del paciente, pues “en Canadá y Esatdos Unidos este ensayo no cambia prácticamente nada, pues en estos países la quimioterapia contiene otro tipo de medicamentos, y no la epirubicina”.

Cifras de la investigación

Para su investigación, los científicos británicos analizaron los datos del National Epirubicin Adjuvant Trial (Ensayo Nacional sobre Epirubicina como Adyuvante, NEAT, por sus siglas en inglés), que empezó en 1994 así como del ensayo BR9601 que comenzó en 1995. El objetivo era determinar la efectividad de un grupo de medicamentos de quimioterapia llamado antraciclinas como tratamiento adyuvante para el cáncer de mama en fase inicial.

En el ensayo NEAT, más de dos mil pacientes fueron asignadas de manera aleatoria al tratamiento CMF más epirubicina o a sólo CMF. En el BR9601, 374 pacientes fueron asignadas a la epirubicina más un tratamiento CMF modificado o a tan sólo un tratamiento CMF modificado.

Dos años después, la supervivencia libre de recaídas era de 91 por ciento en los grupos combinados de ambos ensayos, frente a un 85 por ciento del grupo tratado  sólo con el CMF. A los cinco años, la supervivencia total era de 82 por ciento para el grupo combinado y de 75 por ciento para el grupo con CMF.

Efectos secundarios

Sin embargo, la epirubicina ha sido asociada con efectos secundarios graves, que incluyen leucemia. El periodo de seguimiento fue demasiado breve para evaluar la incidencia de leucemias secundarias, aclararon los investigadores, quienes señalaron que hasta ahora los ensayos han mostrado sólo un caso de leucemia.

El doctor Poole señaló que los efectos secundarios adversos como pérdida del cabello, náusea y vómito, fueron más altos en los pacientes que recibieron el tratamiento combinado.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Tras dos años de quimioterapia, Beckett supera la leucemia linfoblástica

Con tan sólo cuatro años, Beckett fue diagnosticado con leucemia linfoblástica, un tipo de cáncer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *