AMEH realiza sesión extraordinaria con motivo de la concientización sobre la Leucemia Mieloide Aguda

Hematologia.mx .- Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Concientización sobre la Leucemia Mieloide Aguda, la Agrupación Mexicana para el Estudio de la Hematología (AMEH A.C.) celebró una sesión extraordinaria con la participación de la Vocal de Actividades Académicas de la AMEH, la Dra. Roberta Demichelis; la Dra. Eunice Wang y el presidente de la AMEH, el Dr. Luis Antonio Meillón García.

La AMEH es una organización médica que integra a profesionales de la salud interesados en el estudio e investigación de la fisiología del sistema hematopoyético y de las enfermedades relacionadas. De esta manera, representa la mayoría de los intereses de la hematología en el país y reúne a médicos hematólogos, patólogos clínicos, médicos internistas, químicos y profesionistas afines a este campo de la medicina.

El tema de la sesión extraordinaria de la AMEH abordó el tema de la leucemia mieloide aguda, los tratamientos disponibles y los resultados de nuevos estudios clínicos. Las leucemias son cánceres que se originan en las células que normalmente madurarían hacia los diferentes tipos de células sanguíneas.

Con más frecuencia, la leucemia se origina en formas tempranas de glóbulos blancos, pero algunas leucemias comienzan en otros tipos de células sanguíneas. Existen varios tipos de leucemia que se dividen basándose principalmente en si la leucemia es aguda (rápido crecimiento) o crónica (crecimiento más lento), y si se inicia en células mieloides o células linfoides.

La leucemia mieloide aguda se inicia en la médula ósea (la parte blanda del interior de ciertos huesos, donde se producen las nuevas células sanguíneas). Algunas veces se propaga a otras partes del cuerpo, incluyendo los ganglios linfáticos, el hígado, el bazo, el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal) y los testículos.

Durante su participación, la Dra. Roberta Demichelis dijo que la leucemia mieloide aguda “es la primera causa de leucemias agudas en adultos en el mundo, aunque sabemos que probablemente en México la leucemia linfoblástica aguda es incluso un poco más prevalente.”

Además, “es una enfermedad que es muy heterogénea y, de forma general, tiene una alta mortalidad. El conocimiento que tenemos sobre la enfermedad en los últimos años ha ido creciendo de forma habitual. Manejar de forma adecuada la enfermedad es fundamental para no disminuir la calidad de vida, ni tener secuelas a largo plazo.”

Te puede interesar…

Para ello, “se requiere una alta infraestructura hospitalaria y nos enfrentamos de forma local a muchas dificultades en el acceso a un tratamiento efectivo.” Hasta hace unos años, “el único camino de posible curación o, por lo menos para poder esperar una supervivencia prolongada, era una inducción intensiva con un esquema de 7 + 3 consolidado con dosis altas de citarabina y con un trasplante de médula ósea, por lo menos a los pacientes de riesgo intermedio.

Sin embargo, hemos aprendido muchas cosas. Entre ellas, primero, que no todos los pacientes son iguales. Sabemos que es una enfermedad con una mediana de edad al diagnóstico de 60 años -principalmente en países desarrollados-, lo que hace que la mayoría de los pacientes en realidad no sean candidatos a un tratamiento intensivo, eso hace que esté único esquema previamente conocido no sea una opción para la mayoría de los pacientes.

También hemos aprendido que en realidad la leucemia mieloide aguda es una enfermedad sumamente heterogénea, y hemos aprendido a conocer las características genéticas y moleculares de esta enfermedad y a darle una aplicación clínica a este conocimiento.”

Esto llevó a que desde 2017 existan -aprobados por agencias regulatorias internacionales- 9 fármacos nuevos para el manejo de la leucemia mieloide aguda.” Así, para iniciar un tratamiento “primero hay que ver las características del paciente y preguntarme si mi paciente es o no candidato un tratamiento intensivo. Hace unos pocos años, simplemente lo dividían por la edad y ya arriba de 65 a 70 años no era candidato. Sin embargo, sabemos hoy en día que la edad biológica es solamente un dato duro y no puede ser suficiente para definir la intensidad de un tratamiento.”

Por ello, “debemos de evaluar, lo más completa y profundamente el riesgo genético y molecular de los pacientes, identificar estas mutaciones no solo con fines pronósticos, sino también para poder identificar un blanco terapéutico.”

Por su parte, la Dra. Eunice Wang habló sobre como gilteritinib más azacitidina confirieron tasas de remisión completa significativamente más altas, en comparación con azacitidina entre pacientes con leucemia mieloide aguda con mutación en FLT3 recién diagnosticada, que no eran elegibles para quimioterapia de inducción intensiva.

De esta manera, “los pacientes con leucemia mieloide aguda con mutación FLT3 que no pueden recibir quimioterapia intensiva tienen opciones terapéuticas limitadas y una supervivencia general corta,” dijo la Dra. Eunice Wang,Jefa del Servicio de Leucemia, Directora Médica de Servicios de Infusión y Profesora de Oncología en Roswell Park Comprehensive Cancer.

En ese sentido, el reto más importante para nuestro país continúa siendo el acceso a las nuevas formas de tratamiento y el diagnóstico oportuno. Pese a ello, han “mejorado mucho las cosas y tenemos esta probabilidad de arriba del 70% de supervivencia a largo plazo, esto se logró básicamente por perfeccionar la quimioterapia intensiva,” finalizó la Dra. Demichelis.

Para saber más…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Be The Match reafirma su compromiso en México de salvar vidas de pacientes con cáncer en la sangre

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Cáncer en la Sangre, Be …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.