Reconocen al paciente anticoagulado

Los pacientes anticoagulados son aquellos que toman una medicación por razones muy diversas, generalmente son cardíacas, y las más importantes son alteraciones del ritmo del corazón que dan lugar a problemas de embolias o recambio de válvulas artificiales del corazón. También se recomienda el tratamiento anticoagulante en pacientes que han padecido algún problema de trombosis en las piernas o embolias pulmonares.

Cada 18 de noviembre se conmemora el Día Mundial del Paciente Anticoagulado. Esta efeméride se realiza con el objetivo de dar la importancia que tiene esta dolencia.

El anticoagulante es un fármaco que dificulta la coagulación de la sangre y de esta forma, previene la formación de coágulos. Se recetan personas que tienen riesgo de sufrir un ictus, sea por una arritmia, por una enfermedad de la sangre y de esta forma evitar la formación de coágulos en el interior de los vasos sanguíneos ya que su función es retrasar el tiempo de coagulación de la sangre.

A este tipo de pacientes también se les recomienda:

  • Tomar el medicamento siempre a la misma hora, lejos de las comidas y seguir la dosis exacta indicada por el médico.
  • No tomar ningún medicamento sin haber consultado antes a su médico.
  • Evitar el alcohol.
  • Ante la presencia de vómitos, diarrea o fiebre, consultar al médico por si es necesario realizar controles adicionales.
  • Acudir al control ante la presencia de efectos secundarios como hemorragia nasal, sangre en orina o heces, heces negras y pastosas, esputos con sangre o hematomas espontáneos.
  • Llevar encima algún tipo de identificación que indique que está bajo tratamiento con anticoagulantes.
  • Evitar deportes de contacto.
  • Informar que sigue un tratamiento anticoagulante antes de someterse a una extracción dental, a una intervención quirúrgica o en caso de sufrir un accidente.
  • No utilizar inyecciones submusculares.
  • En caso de embarazo o sospecha del mismo, contactar con médico.

Para medir la rapidez de coagulación en la sangre, es necesario realizar una prueba INR (Razón Normalizada Internacional por sus siglas en inglés), término adoptado por la Organización Mundial de la Salud.

Te puede interesar…

El nivel de coagulación se registra en controles que se miden regularmente con los que el médico puede ajustar. Una persona que no toma anticoagulante tiene un INR de 1, lo cual indica que su sangre coagula de manera normal, si una persona tiene un INR de 2 o mayor, significa que su sangre tarda el doble de tiempo en coagular.

Una vez identificado un coágulo de sangre en un paciente, se realiza un diagnóstico mediante un análisis de sangre y pruebas concretas como Resonancia Magnética o Flebografía que ayudan a identificar en qué lugar se encuentra el coágulo (o coágulos) de sangre.

Las personas que corren el riesgo de tener este problema, por lo general ya han sufrido Ictus o accidentes cardiovasculares y deben realizar revisiones periódicas para prevenir futuros problemas.

Las medidas de prevención y tratamientos para evitar la coagulación en la sangre, se deben ajustar a cada paciente para que sean los más eficientemente posibles, algunos de ellos son:

  • Anticoagulantes: pueden ser inyectables o tomarse vía oral. Es importante seguir las indicaciones del médico, ya que pueden causar hemorragias.
  • Medicamentos Trombolíticos: destruyen y disuelven los coágulos. Solo se recetan en casos de gravedad, ya que existe un riesgo de hemorragia mayor.
  • Filtro de la vena cava inferior: Si las dos opciones anteriores no funcionan se debe insertar un filtro dentro de la vena que devuelve la sangre al corazón para atrapar los trombos que se están desplazando.
  • Embolectomía: cirugía que elimina los coágulos que provocan bloqueo en los pulmones de los pacientes con Embolia Pulmonar.
  • Trombectomía: cirugía para extraer los coágulos de los pacientes que han sido diagnosticados con Trombosis Venosa Profunda.

Si la persona no es consciente de que tiene esta enfermedad, pero presenta pérdida brusca de visión, dolor de cabeza, hemorragia, vómitos, sangre en la orina o heces de color negro, se recomienda acudir al médico de manera urgente.

DZ

Para saber más…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Celebran 30 años de promover el bienestar de las personas con Hemofilia

A tres décadas de trabajo a favor de los pacientes con hemofilia, la Federación de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *