La miel.

La miel es un producto totalmente natural, procedente del néctar de las flores, que se recolecta desde hace más de 5.000 años, y es uno de los alimentos más puros, naturales, y saludables que podemos encontrar. Su composición es variable, debido a la gran variedad de flores a partir de las cuales se obtiene, pero cualquier variedad de miel es rica en Vitamina A, Vitamina B, y Vitamina C, así como en minerales.

Cada vez que degustamos una cucharada de miel, estamos asimilando hidratos de carbono, proteínas, y minerales como el potasio, hierro, calcio, fósforo, cobre, manganeso y magnesio por ejemplo, y también vitaminas A, B1, B2, C, así como agua y unas pocas calorías, pero solo las justas.

La composición de la miel, así como su color y textura, es muy variable, dependiendo de la variedad de flores de la que procede. Como norma general, la miel oscura es más rica en vitaminas B, C, y minerales, mientras que la miel más clara, es más rica en vitamina A.

La miel es un producto que se complementa a la perfección con los productos de repostería, con la fruta, y con bebidas como el té y la leche. La miel así utilizada, actúa como edulcorante energético, por lo que también aporta glucosa y fructosa.

Aparte de ser un suplemento alimenticio estupendo, la miel se utiliza también como ingrediente natural para la elaboración de productos cosméticos, para el cuidado capilar, facial, y corporal, principalmente por sus propiedades antisépticas y antioxidantes.

En cada variedad de miel, encontramos las virtudes de las plantas de las que provienen. A continuación os incluimos un resumen de unas cuantas variedades de miel, y sus enormes beneficios para nuestro organismo:

  • Miel de azahar: Se caracteriza por su color de tonos ámbar claro, por su suavidad en el paladar, y por sus poderes sedantes, pues ayudan a combatir el insomnio, y a eliminar la migraña.
  • Miel de brezo: Esta variedad de miel es más oscura, y ligeramente amarga, pero es excelente para combatir la anemia, la fatiga, y la inapetencia, así como para mitigar dolencias cardíacas.
  • Miel de encina: De color oscuro, y sabor poco dulce, esta variedad de miel contiene una gran cantidad de sales minerales y de hierro, por lo que es también especialmente indicada para combatir la anemia. Esta variedad de miel, es muy recomendada para niños en época de crecimiento, y para las mujeres embarazadas.
  • Miel de eucaliptus: Su color es mate, y muy aromática. Esta variedad de miel, está especialmente indicada para combatir los catarros y los resfriados.
  • Miel de tomillo: De tono rojizo, esta variedad de miel está altamente indicada en procesos inflamatorios, tos convulsiva, y asma.
  • Miel de milflores: Esta variedad de miel, es probablemente la más conocida, y procede de varias floraciones simultáneas. Su color y sabor son variables, dependiendo del tipo de planta de la que proceden, pero en cualquier caso la miel de milflores actúa como un buen antiinflamatorio, es digestiva, y cicatrizante.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Entrevista a Cesar Garrido, Presidente de la Federación Mundial de Hemofilia

WFH presenta una iniciativa que establece que la hemofilia no sólo la padecen hombres, sino …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *