Control de la glucosa, clave para que el paciente diabético tenga una mejor calidad de vida.

  •   Si la diabetes no se trata a tiempo y los niveles de azúcar en la sangre permanecen altos, se incrementan los riesgos de complicaciones en los ojos, en el corazón y en los riñones

El mayor reto para aquellas personas que padecen Diabetes Tipo 2 es mantener bajo control sus niveles de glucosa. Esto parece sencillo, pero para quiénes enfrentan esta condición lograrlo no es tan simple como parece; porque para los pacientes que enfrentan este tipo de padecimiento, su bienestar físico  está relacionado con qué tan saludable es su estilo de vida y qué tan bien y por cuánto tiempo tiene en control sus niveles de glucosa.

 

Los pacientes con Diabetes Tipo 2, en un alto porcentaje son pacientes que tienen sobrepeso u obesidad en los cuales el páncreas ya no produce suficiente insulina o la insulina que producen no trabaja adecuadamente, debido a que las células que la utilizan han dejado de responder a la acción de la misma; a esto se le conoce como resistencia a la insulina. Esta condición se desarrolla paulatinamente durante años y algunos de los primeros síntomas son: aumento del apetito, sed excesiva, incremento en la orina e infecciones recurrentes, por lo que es vital que se atienda de inmediato.

 

En la medida que se diagnostique la diabetes en la fase temprana, se evitarán complicaciones. Si no se trata a tiempo y los niveles de azúcar en la sangre permanecen altos, se incrementan los riesgos de complicaciones en el corazón, riñones y en los ojos.

 

¿Cómo controlar los niveles de azúcar?

 

%u201CAntes, de inicio sólo se le recomendaba al paciente que hiciera cambios en su alimentación y estilo de vida para perder peso, pero se ha observado que muy pocos pacientes lo logran hacer y controlar con esto su glucosa, por lo que ahora cuando el pacientes es diagnosticado con Diabetes Tipo 2, se recomienda, además de lo anterior, comenzar de inmediato con una terapia medicamentosa%u201D, comenta la doctora Norma López, Gerente Médico del Área Metabólica  de GlaxoSmithKline (GSK) México. %u201CEs muy importante que los pacientes con diabetes mantengan su glucosa controlada en límites normales por el mayor tiempo posible, porque así se retrasa  la aparición de las complicaciones de la diabetes, que son las que causan un deterioro muy importante en la salud y calidad de vida del paciente diabético%u201D, y agrega que cuando con un medicamento ya no se logra controlar la diabetes es necesario agregar otro medicamento.

 

Una de las formas más comunes y recomendadas para monitorear la glucosa es la prueba de Hemoglobina Glicada. Este procedimiento es indoloro y lleva menos de cinco minutos, sólo se toma una muestra de sangre de la parte interna del codo o del reverso de la mano para posteriormente enviarla al laboratorio. La prueba mide la cantidad de Hemoglobina Glicada (sustancia en los glóbulos rojos que se forma cuando el azúcar o glucosa se fija a la hemoglobina, y se reporta como porcentaje).  

 

La importancia de practicarse esta prueba es que detecta los niveles altos de glucosa en la sangre durante los tres últimos meses, si los resultados muestran porcentajes por encima de los normales, significa que el paciente en los últimos tres meses, no ha tenido un adecuado control de sus niveles de glucosa y el paciente tiene mayor predisposición a desarrollar complicaciones. %u201CLas afecciones colaterales de la Diabetes Tipo 2 que se presentan con más frecuencia son: retinopatía, daño renal, daño a los nervios y enfermedad cardiovascular%u201D, informó la doctora López.

 

Para tener un bueno control de la glucosa, el paciente diabético debe realizarse esta prueba  cada tres meses. También es fundamental que el paciente mantenga el hábito de comer sanamente y practicar ejercicio para controlar su peso, además de tomar su medicamento con regularidad en los horarios establecidos por su médico. 

 

La diabetes es una enfermedad progresiva y silenciosa, que puede pasar desapercibida mientras no cause complicaciones, sin embargo, si no se atiende oportuna y correctamente puede causar daño mortal. La Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) reporta que a nivel mundial en el 2010 hay 285 millones de habitantes adultos con Diabetes Tipo 2 y para el 2030, se estima que serán 439 millones de habitantes. En México, esta enfermedad es ya la primera causa de muertes tanto en hombres como en mujeres.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Los trastornos de la sangre tienen un alto impacto, no sólo para los pacientes sino para la sociedad en conjunto

LaSalud.mx.– Roche anunció que, el 14 de diciembre de 2020, firmó un Acuerdo Global de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *