Resultados de la nutrición de los mexicanos por entidad federativa

En la ceremonia la Organización Panamericana de la Salud entregó el Premio Internacional %u201CFred L. Soper%u201D, que se otorga al mejor proyecto en salud pública
 
Por primera vez, se cuenta con datos concretos por entidad federativa sobre la situación de la nutrición de los mexicanos, que muestran que así como se tienen avances importantes en la lucha por erradicar la desnutrición infantil, todavía persiste una deuda con los estados del sur-sureste del país, en donde uno de cada cinco niños padece retraso en el crecimiento, afirmó el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos.
 
Al encabezar la presentación de los Resultados de Nutrición de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006, en el Auditorio %u201CMiguel E. Bustamante%u201D, de la Secretaría de Salud, Córdova Villalobos puntualizó que si bien estos avances se deben, en gran medida a la focalización de los programas sociales; es necesario examinar la racionalidad de la distribución de beneficios y su duplicidad para mayor efectivad.
 
En la ceremonia durante la cual la Organización Panamericana de la Salud (OPS) entregó el Premio %u201CFred L. Soper%u201D al mejor proyecto en salud pública, que en esta ocasión correspondió al trabajo %u201CAlimentación Infantil en México%u201D, del INSP, el Secretario de Salud dijo que las carencias nutrimentales, específicamente la anemia por deficiencia de hierro, subsiste como un reto importante que debe enfrentar el país, sobre todo en los menores de cinco años y mujeres embarazadas, independientemente de su ubicación geográfica.
 
Dijo que al comparar los resultados de esta encuesta con la anterior, en 1999, el mayor descenso de anemia fue en los menores de un año, una de las etapas en las cuales produce mayor daño en el desarrollo mental. La encuesta también reportó disminuciones modestas en la zona sur y en la Ciudad de México.
 
En contraste, aumenta el sobrepeso y la obesidad en todos los grupos de población a partir de la edad escolar, sin distinción de área de residencia, entidad federativa o zona del país.
 
 
 
En los adultos, indistintamente del sexo o lugar de residencia, las prevalencias son de las más elevadas del mundo y esto es importante si se considera que el sobrepeso y la obesidad se asocian con diabetes, hipertensión y padecimientos cardiovasculares, que tienen implicaciones futuras en la calidad de vida de la población, la capacidad de atención de los servicios de salud y conllevan gastos catastróficos.
 
El Secretario de Salud señaló que la atención de la desnutrición, anemia, el sobrepeso y la obesidad es una política de Estado en la que operan diferentes estrategias como el impulso a la lactancia materna, al demostrarse que cuando es exclusiva durante los primeros seis meses disminuye el riesgo de que se presenten esos problemas. Asimismo, se focalizan los beneficios de programas sociales como Oportunidades, a los grupos más vulnerables.
 
Finalmente, puntualizó que estos resultados permiten tener un panorama nacional y estatal para planificar y privilegiar políticas en nutrición y salud, corregir el rumbo y adaptar nuevas estrategias de acuerdo con la evidencia científica.
 
Al detallar los resultados de la Encuesta, Juan Rivera Dommarco, Director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), precisó que la desnutrción crónica o talla baja afecta a casi 13% de los mexicanos, sobre todo en la zona sur del país.
 
Asimismo, dijo que la reducción de la desnutrición es mayor en personas de muy escasos recursos e indígenas, aun así, todavía es alta. Por lo que es necesario modificar el diseño y operación de los programas para asegurar la cobertura y entrega de servicios a la población en riesgo y su adecuada utilización.
 
Asimismo, persisten situaciones heterogéneas, ya que mientras los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca tienen prevalencias de desnutrición por arriba de 20%, otros como Nuevo León, Chiahuahua y Baja California tienen menos de 5%. De ahí que se deban redefinir las acciones para combatir en forma efectiva el problema en regiones con situaciones nutricionales distintas.
 
En cuanto a anemia, abundó en que su distribución es casi universal en la población mexicana, por lo cual es necesario poner a su alcance servicios preventivos mediante programas como Oportunidades o Seguro Popular.
 
Además, mientras la desnutrición disminuye conforme se reduce la pobreza, la anemia no es má alta en las zonas más pobres del país, ya que por ejemplo en Chiapas es de 20%, mientras que en Sonora, Baja California y  Baja California Sur es de 27%.
 
Finalmente, dijo que por grupos, la anemia afecta sobre todo a las personas de la tercera edad, y para combatir esa situación, se deben llevar a cabo acciones de prevención para adultos mayores, aprovechando los programas de transferencia.
 
En la ceremonia estuvieron presentes el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Mauricio Hernández Ávila; el Representante en México de la OPS/OMS, Philippe Lamy; el Director General del INSP, Mario Henry Rodríguez, y el Director del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades, Salvador Escobedo Soleto.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Tras dos años de quimioterapia, Beckett supera la leucemia linfoblástica

Con tan sólo cuatro años, Beckett fue diagnosticado con leucemia linfoblástica, un tipo de cáncer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *