Con el IVI, las mujeres que padezcan un cáncer podrán ser madres

Mediante la vitrificación, una técnica de congelación de óvulos, es posible fertilizar a mujeres que han salido adelante de esta enfermedad


Esta técnica ha dado resultados en España, en México ya está disponible el tratamiento


Con este fin, el Instituto Valencia de Fertilidad inaugura su Clínica en el país, a partir del 21 de mayo de 2008


Después de padecer cáncer se puede ser madre. El Instituto Valenciano de la Infertilidad (IVI) lo tiene muy claro. Y por ello presenta en México un novedoso y efectivo tratamiento por el cual es posible mediante la vitrificación, técnica de congelación de óvulos, fertilizar a mujeres que han salido delante de esta enfermedad. Prueba de ello es el convenio que la Institución ha hecho con la Asociación Española contra el Cáncer para preservar la fertilidad de pacientes que hayan sufrido esta enfermedad. Este tratamiento, que tiene un costo cercano a los 3.000 euros, ya esta disponible para las mujeres mexicanas.


Para presentar los avances en este tema, expertos dieron a conocer el procedimiento para que mujeres que enfrentan esta padecimiento puedan someterse a una vitrificación de óvulos en los centros del instituto. Esto les permite, si es posible y viable, ser madres una vez superada la dolencia. El Dr. José Remohí, Fundador y Presidente del IVI señaló que en la actualidad las mujeres pueden recurrir a la vitrificación, una técnica de congelación que al no emplear hielo evita daños a la célula, con lo que se logra un índice de supervivencia del 97% frente al 64% del método tradicional. “Además es la única alternativa para determinados tipos de cáncer, como el de leucemia”, apuntó.


Por su parte, el Dr. Carlos Simón, Director del Banco de Líneas Celulares y Coordinador del Área de Medicina Regenerativa del Centro de Investigación Príncipe Felipe, Director científico de la Universidad de Valencia y Director de Investigación de la Fundación IVI, expuso que la mayor dificultad ante este tipo de tratamientos consiste en vencer el desconocimiento que se tiene ante este problema. El especialista apuntó que para el inicio del tratamiento no supone “ningún problema” el retraso entre una y tres semanas, según la fecha de menstruación. Apuntó que para los casos en los que la estimulación ovárica esté contraindicada, como algunos tipos de cáncer de mama, la mujer puede optar por congelar una parte de sus ovarios para su posterior implante, lo que le permitirá mantener su función hormonal.


Rafael Romero, Director General del Instituto Valenciano de Infertilidad en México, explicó: “Dada la importancia que tiene este tema hemos visto la oportunidad de acercar este tratamiento para las mujeres mexicanas. Por ello estamos por inaugurar la segunda clínica del IVI en México este 21 de mayo. Desde mi larga experiencia en gestión empresarial, me es posible divisar las amplias áreas de colaboración que esta institución puede ofrecer a los profesionales de la ginecología en general y aquellos que también tienen actividad más especifica dentro del área de la infertilidad”.


Es en este el IVI México, desea profundizar a través de una relación de transparencia, respeto y confianza, vínculos tanto en el aspecto médico como en el docente y de investigación. “Sabemos todos la especial relevancia que los problemas de infertilidad están adquiriendo hoy en día en nuestra sociedad. Estamos dispuestos a seguir enfrentándonos, con su colaboración, aportando el mejor conocimiento, y la mejor tecnología que permita encontrar las mejores soluciones para las pacientes con el único objetivo de desarrollar nuestra actividad en el ámbito de la infertilidad”, reveló la Dra. Ana Cristina Cobo, Embrióloga del Laboratorio FIV de IVI Valencia.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Los trastornos de la sangre tienen un alto impacto, no sólo para los pacientes sino para la sociedad en conjunto

LaSalud.mx.– Roche anunció que, el 14 de diciembre de 2020, firmó un Acuerdo Global de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *