Uso de células madre contra enfermedades crónico-degenerativas

Las aplicaciones terapéuticas con células madre cada vez son más utilizadas en lesiones musculares, esguinces y desgarres; sin embargo, estudios recientes evalúan su empleo como una alternativa de tratamiento en enfermedades crónico-degenerativas.

El avance de estas investigaciones han abierto un nuevo paradigma para el uso médico de células madre a mediano plazo. Por esa razón en México se han creado bancos de células madres especializados en su preservación, que sirven como un respaldo biológico.

Hasta hace una década, México carecía de una agencia especializada en la recolección, evaluación, aislamiento y crío-preservación de las células madre, ya que sólo existía en el extranjero, lo que representaba un gasto mayor, pero recientemente la empresa BioEDEN adquirió y desarrolló la tecnología necesaria para conservar las células en vapor de nitrógeno líquido a una temperatura de 150 grados centígrados bajo cero.

Anteriormente las células madre eran extraídas del cordón umbilical y no de los dientes, pero su utilidad era limitada, puesto que al ser del tipo hemapoyéticas, únicamente tratan enfermedades sanguíneas como leucemia, linfomas o anemias. Además no tienen la capacidad de multiplicarse en un laboratorio, comentó Gerardo Alcántar, director comercial de BioEDEN México, banco celular encargado de extraer estas unidades biológicas de los dientes.

A diferencia de las células madre hemapoyéticas, las mesenquimales o mesenquimatosas –que se encuentran en los dientes- tienen la capacidad de multiplicarse incluso hasta llegar al trillón de unidades y adquieren las propiedades biológicas de otras células con sólo entrar en contacto en ellas; se desarrollan metabólicamente para formar parte de otros órganos o tejidos, por ejemplo, músculos, cartílagos o el hígado.

BioEDEN se encarga de extraer las células mesenquimales de la pulpa de los dientes de leche en el caso de niños y de las muelas del juicio en adultos. Una vez recolectadas las muestras, se realiza una prueba de morfología celular, para comprobar la forma, el tamaño y el fenotipo del patrón de crecimiento y cerciorarse que las unidades en efecto sean mesenquimales.

Una vez realizada la prueba, los dientes se colocan en leche de vaca a fin de mantener vivo el tejido pulpar, hasta que son transportados al laboratorio donde son cultivadas y crío-preservadas, para su posterior tratamiento. Las células se conservan en vapor de nitrógeno líquido a una temperatura de 150 grados centígrados bajo cero.

Gerardo Alcántar comentó que gracias a la tecnología de la crío-preservación pueden guardar el diente de leche de un niño en el banco de células madre mesenquimales, y utilizarlo 21 años después en caso de que el usuario desarrolle alguna enfermedad durante su vida.

Recientemente, se dieron a conocer algunas investigaciones médicas que demostraron la utilización de este tipo de células, como una alternativa de tratamiento de la diabetes, a partir de la regeneración de células beta productoras de insulina para reparar el déficit de la producción de insulina endógena, explicó el director comercial de BioEDEN.

Este tratamiento consistirá en una infusión de células madre mesenquimales en las arterias que nutren al páncreas, para ayudar a mejorar la secreción endógena de insulina del órgano. El propósito es  que las células implantadas supriman gradualmente la respuesta autoinmune de la diabetes, informó Gerardo Alcántar.

El directivo finalizó con el caso de un joven mexicano al que fueron extraídos tres quistes en la mandíbula, cuya consecuencia estética fueron  unas hendiduras en la zona de la operación, por lo que se colocó un matraz de células madres mesenquimales para regenerar el hueso por completo.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Los trastornos de la sangre tienen un alto impacto, no sólo para los pacientes sino para la sociedad en conjunto

LaSalud.mx.– Roche anunció que, el 14 de diciembre de 2020, firmó un Acuerdo Global de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *