Más allá de la Hipertensión Arterial


Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, que será el próximo 17 de mayo, es relevante comunicar a la población sobre los riesgos de padecer presión arterial alta. La Hipertensión Arterial (HTA) o presión arterial alta es cuando el corazón bombea con mayor presión la sangre a través de una red de arterias, venas y capilares. La sangre en movimiento empuja contra las paredes de las arterias y esta fuerza es medida como presión arterial.


Es importante mencionar que la hipertensión en la población afecta no sólo al adulto mayor, sino también a la población de menor edad, de acuerdo con el reporte de la Encuesta Nacional de Salud (ENSA)*, el 75 por ciento de los pacientes hipertensos tienen menos de 54 años. La prevalencia nacional en la población entre 20 y 69 años es del 30 por ciento. Se calcula que el 61 por ciento de los afectados desconoce que padece de Hipertensión Arterial (HTA), y de los pacientes que conocen su condición de hipertensos, sólo el 19.2 por ciento se encuentra controlado.


En México la Hipertensión Arterial (HTA) constituye un problema de salud pública, según datos de la Encuesta Nacional de Salud (ENSA), ya que el 30 por ciento de la población la padece; además se encuentra entre las 10 principales causas de muerte. Entre los pacientes hipertensos, el 32 por ciento presentan alguna etapa de Insuficiencia Renal Crónica (IRC).


La presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos por todo el cuerpo. Si los vasos sanguíneos de los riñones se dañan, dejarán de eliminar los desechos y el exceso de líquido del cuerpo, lo que provoca Anemia por Insuficiencia Renal Crónica (IRC), esta última es ya la tercer causa de muerte hospitalaria en el país.


El riñón participa en los mecanismos reguladores de la presión arterial y en el mantenimiento del volumen sanguíneo y está implicado en el desarrollo de hipertensión, además es el órgano que más daño sufre cuando las cifras de presión se mantienen permanentemente elevadas y puede desencadenar anemia (por baja producción de eritoproyetina) dañándose cada vez más, entre más elevadas sean las cifras de presión arterial que se mantengan.


El riñón es el órgano encargado de filtrar de la sangre para depurarla de sustancias tóxicas, es el productor de la eritropoyetina, importante sustancia que regula la producción de los glóbulos rojos; sin ella se llega a presentar anemia grave y en la mayoría de los casos el paciente no lo sabe.


Muchas veces no existen síntomas hasta que se ha perdido un porcentaje elevado de la función renal, y desafortunadamente un importante factor de riesgo para un daño renal es la existencia de hipertensión arterial. 


“Gran parte de las muertes se dan como consecuencia directa o indirecta de la hipertensión arterial en órganos vitales, entre ellos los riñones, que al ser afectados, dejan de hacer sus funciones principales, eliminar toxinas que dañan al organismo, eliminar minerales y el exceso de agua que se acumula en nuestro cuerpo. Los riñones purifican unos 200 litros de sangre al día y además ayudan a la producción de hormonas esenciales como la aldosterona y la renina, con lo que se controla la presión arterial y la eritropoyetina que favorece la producción de glóbulos rojos”, comentó el Dr. Correa-Rotter, Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión.


Es necesario estimular todas las acciones dirigidas al control de la Insuficiencia Renal Crónica con el fin de disminuir este factor de riesgo cardiovascular: mantener una dieta con bajo contenido de sal, mejorar los hábitos alimenticios, mantener el control de la presión arterial y realizar actividad física, por lo que es relevante tratar la anemia en estos pacientes.


Actualmente, el tratamiento para los pacientes de anemia, son los agentes estimuladores de la Eritropoyesis (ESAs, también conocidos como Eritropoyetinas) y hierro adicional. El objetivo es aumentar la concentración de hemoglobina o glóbulos rojos. Este tratamientotiene como objetivo corregir y mantener los niveles de hemoglobina estables en pacientes renales, y ahora se dispone de medicamentos muy novedosos, miembros de una nueva clase terapéutica que permiten su aplicación una vez al mes, lo que reduce costos y brinda una mejor calidad de vida al paciente.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Día Mundial de la Trombosis

El 13 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Trombosis, una fecha que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *