Alertan %u201CEsposas Desesperadas%u201D sobre el linfoma

México D. F.- %u201CHe encontrado en tus radiografías algunas áreas blancas que no me gustan. Quiero que te practiques una biopsia,  ya que podría ser linfoma%u201D. Con estas palabras, el médico le comunica a Lynette Scavo (interpretada por la actriz Felicity Huffman) la sospecha de que su vida podría estar en grave riesgo.


 


La escena corresponde al episodio final de la tercera temporada de la popular serie de televisión %u201CDesperate Housewives%u201D, donde se abordó el tema del linfoma como una forma de concientización social.


 


El linfoma es un tipo de cáncer que se desarrolla en los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos del sistema inmune. En el mundo existen más de un  millón de personas viviendo con esta enfermedad y cada año se diagnostican 360 mil nuevos casos. Desafortunadamente, se calcula que más de 200 mil personas mueren cada año por esta causa.


 


Se conocen dos variantes de la enfermedad: el linfoma Hodgkin y el linfoma no Hodgkin. El más común en México es el segundo, y se estima que durante el 2007 más de siete mil personas serán diagnosticadas con linfoma no Hodgkin, según información difundida por la empresa Roche.


 


Según los especialistas, en el 40 por ciento de los pacientes con linfoma no Hodgkin, la enfermedad se presenta de forma agresiva y, de no tratarse a tiempo, podría ser fatal para el paciente en un lapso de seis meses.


 


El tratamiento de estos pacientes implica el uso de la %u201Cinmunoquimioterapia%u201D, que incluye medicamentos usados en la quimioterapia convencional, pero también anticuerpos como el rituximab. En algunos casos, se puede usar la radioinmunoterapia, lo cual implica unir una sustancia radioactiva con un anticuerpo que ayuda al sistema inmunitario a combatir la infección, e inyectar la sustancia dentro del cuerpo. En casos especiales, se puede necesitar el trasplante de médula ósea.


 


Las causas del linfoma son desconocidas en la mayoría de los casos. Sin embargo, los linfomas se pueden desarrollar en personas con sistemas inmunitarios debilitados; por ejemplo, después de un trasplante de órganos.


 


Los linfomas no Hodgkin se agrupan o clasifican en grado bajo, intermedio o alto, de acuerdo con la rapidez con la cual se diseminen. Existen muchos tipos diferentes de estos linfomas.


 


La mayoría de las veces, este cáncer afecta a los adultos; sin embargo, los niños pueden desarrollar algunas formas. Los grupos de alto riesgo abarcan aquellos que han recibido trasplante de órganos o que tienen un sistema inmunitario debilitado (inmunodepresión). Este cáncer es más común en hombres que en mujeres.


 


El linfoma no Hodgkin puede causar diversos síntomas, los cuales dependen del área del cuerpo afectada; pueden contarse los siguientes:


 



  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, la ingle u otras áreas (puede ocurrir como protuberancia axilar)
  • Fiebre
  • Sudoración excesiva, con sudores nocturnos
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Picazón severa


También puede haber tos o dificultad para respirar si el cáncer afecta el timo o los ganglios linfáticos en el pecho, lo cual ejerce presión sobre la tráquea.


 

Algunos pacientes pueden presentar hinchazón o dolor de estómago, lo que puede llevar a falta de apetito, estreñimiento, náuseas y vómitos. Si el cáncer afecta las células en el cerebro, la persona puede presentar dolores de cabeza, problemas de concentración, cambios de personalidad o convulsiones.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Publican en The Journal of the American Medical Association resultados del estudio con blinatumomab para paciente con LLA

Oncologia.mx.- Amgen anunció que los datos de un estudio de fase 3 aleatorizado y multicéntrico …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *