Una percepciòn equivocada del cuerpo lleva a la bulimia; incluso a la muerte: IMSS

Los pacientes con bulimia que en México la padecen cinco mujeres por cada hombre– tienen una autopercepción distorsionada de su imagen corporal, pues se ven a sí mismos como gente obesa, pese a que por lo general conservan su peso ideal o se encuentran por debajo de éste. El problema surge con mayor frecuencia entre las jóvenes de 13 a 21 años de edad.

Quien la padece sufre episodios impulsivos de apetito voraz que satisface con la ingesta de alimentos, para después intentar compensarlos con conductas anómalas como vómitos inducidos, abuso de laxantes y diuréticos, o dietas restrictivas intermitentes, explicó el doctor Enrique Camarena Robles, del Hospital Psiquiátrico Regional Dr. Héctor Tovar Acosta, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Puntualizó que, precisamente, la característica de la personalidad de estos enfermos es la expresión reiterada de un miedo irracional al sobrepeso y su deseo por tener una figura esbelta, de acuerdo con ciertos patrones sociales.

La palabra bulimia se deriva del término griego boulimia, que significa “muy hambriento”; con ello se hace referencia al consumo rápido y sin control, compulsivo, de cantidades relativamente grandes de comida. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) se trata de un trastorno mental y del comportamiento.

El doctor Camarena Robles señaló que la causa precisa de este trastorno es desconocida. Las hipótesis indican que su origen podría estar en diversos factores que se manifiestan de manera aislada o en combinación.

Entre otros agentes se pueden encontrar los psicológicos, como la inmadurez emocional y falta de autoaceptación; psiquiátricos, como la relación directa entre bulimia y depresión manifestada en la mayoría de los casos; genéticos; socioculturales, como la imitación (conocida en inglés como copycat) de patrones estéticos de moda, y familiares, cuando la célula social es sobreprotectora y rígida.

El psiquiatra del Seguro Social destacó que si bien los factores socioculturales tienen un gran peso en la extensión de la bulimia entre las jovencitas, los estudios señalan que debe existir una predisposición a desarrollar este trastorno, que siempre tendrá como una de sus principales características el intento de la persona enferma por ocultar su condición.

El daño en el organismo causado por los episodios bulímicos incluye erosiones en el tracto digestivo (que va de la boca al estómago), con peligrosos sangrados en el esófago que llevan a la anemia, inflamación abdominal, pérdida de líquidos y, por tanto, niveles bajos de potasio, lo que predispone daño cardiaco.

También se registra aumento de caries y gingivitis, que en casos extremos llega incluso a la pérdida de piezas dentales y menstruaciones irregulares, entre otros.

El tratamiento que se otorga en el Instituto Mexicano del Seguro Social comprende dos vertientes: psicoterapia, para la identificación y corrección de conflictos psíquicos y tratamiento farmacéutico, a través de ansiolíticos y antidepresivos. Se busca integrar a la familia del paciente a las terapias, para la vigilancia y monitoreo del mismo, además de la interconsulta con un nutriólogo.

El especialista del IMSS hizo un llamado a los padres de familia para estar alerta ante cualquier comportamiento anormal, sobre todo la obsesión por la imagen corporal y el sobrepeso, a fin de iniciar el tratamiento de forma oportuna y evitar complicaciones que pueden condicionar no sólo una alteración grave en la salud del paciente, sino hasta su vida.


Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Tenemos que individualizar el tratamiento de la Hemofilia”: Dra. Laura Merino Pasaye

Por: Carlos Henze LaSalud.mx .- En entrevista exclusiva con la Dra. Laura Merino Pasaye, Pediatra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *